www.svbioetica.org
Asociación Científica dedicada al estudio y difusión de la Bioética desde una perspectiva interdisciplinar








10/12/2012
Hoy se hará entrega del Premio Nobel de Medicina a los científicos Shinya Yamanaka y John B. Gurdon por sus investigaciones en células madre adultas.
Reciben el Nobel "por el descubrimiento de que las células maduras se pueden reprogramar para convertirse en pluripotentes".

En opinión de la Prof. Natalia Moratalla, Catedrática de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Navarra, “este Nobel supone una gran aportación a la ciencia y un giro en un área que había empezado mal: -por una parte, estaba muy centrada en cuestiones ideológicas respecto a la vida humana y, por otra, se planteaba como una solución-necesidad de utilizar los embriones sobrantes de fecundación in vitro para curar graves enfermedade”.

Yamanaka marca un hito que es: racionalidad, conocimientos previos y, como punto de partida, nunca utilizar un embrión ni tampoco óvulos humanos para clonar. Hay dos caminos para obtener células pluripotenciales: destruyendo embriones de pocos días, o programando células maduras hacia atrás; Yamanaka prevé que este último es el camino correcto a seguir.

El campo de investigación que ha abierto es para muchísimos años, para muchísimos laboratorios: Ha llegado ya el sueño dorado de tener modelos celulares de enfermedades humanas para estudiarlas, probar fármacos, estudiar tóxicos, etc. Además, vuelve a verse al alcance de la mano, en pocos años, una posible vía de curación de enfermedades degenerativas o de destrucción de tejidos. Ahora, en 2012, ha conseguido -con los gametos, obtenidos por reprogramación hacia atrás y madurados in Vitro- el primer modelo para estudio de la infertilidad y plantear estrategias para su posible curación.

Desde que empezó su trabajo ha sido literalmente asediado por los que deseaban mantener la utilidad de las células embrionarias, como controles imprescindibles para las iPS (células madre pluripotentes inducidas). Yamanaka expresa en algunos de sus artículos que esto es un tema científico en el que hay que dejar fuera la ideología y la política. Y resuelve también ese punto sin ceder en el uso de embriones. La racionalidad científica es una fuente de conocimiento. No se si él tiene o no, principios religiosos, lo que ha demostrado tener es rectitud, y no en nombre de la religión, sino en el de la ética de la investigación científica




 
  ©2007 Sociedad Valenciana de Bioética. Todos los derechos reservados.